Entradas

Me acompañas, te acompaño.

,

Tenemos miedo a morir. Tenemos miedo a la soledad. Pero si tenemos miedo a morir solos, todo se multiplica.

La muerte nos conecta con el propósito de la existencia. Solo que cuando llega esa lección a nuestra experiencia dura un instante y si no la comprendemos de manera profunda y consciente, ese aprendizaje se desvanece y volvemos a empezar. 

Si me acompañas a morir, aprenderemos juntos el valor de la vida humana, el sentido del servicio, el propósito de amor que hay en cada experiencia. 

Si te acompaño a morir, tendré el honor de sentir como tu alma abraza la mía, como un segundo es infinito, como el destino unió a dos “desconocidos” para amar sin esperar nada. Siendo ellos mismos. Aprendiendo el uno del otro sin reservas. Emoción con emoción, mente con mente, alma con alma. 

Gracias por permitirme acompañarte a morir. A conectar con ese gran momento presente, en el que nos damos cuenta por un segundo que la vida y la muerte son lo mismo.  

Gracias por permitirme enseñarte la muerte desde el descanso, desde la gran vulnerabilidad, desde el desvanecimiento del ego y la soberbia. 

Gracias por haber pactado este encuentro, este adiós que en realidad es un hasta pronto. 

Gracias por acompañarme. 

Ahora es cuando puedo darme cuenta que me amabas sin conocerme y yo llevaba toda la vida amándote sin saberlo. 

Gracias a todos los sanitarios y enfermos del mundo.  

Héctor Puche

Mano de mi abuelo pocos meses antes de morir agarrando la de su nieto.

En otra dimensión

,

¿Es aquí dónde quieres estar?

Estoy triste y enfadado y no me había dado cuenta. Enmascaraba estas emociones con indignación por todo lo que ocurre en el planeta. 

Tengo un deseo enorme de dormirme profundamente y despertar en otro sitio, en otra época, en otro planeta o quizá permanecer dormido. 

A lo mejor cuando despierte allí, las cosas serán diferentes. Las personas se respetarán y serán responsables con sus actos. Nadie juzgará al otro. La naturaleza estaría en perfecto equilibrio porque esa raza humanoide tendría la consciencia despierta. Se conocería que es AMAR, si con mayúsculas. 

Los virus, la violencia y la pobreza serían cuentos de terror, cuentos de un pasado muy remoto que nadie habla de ello. 

Despertar en una realidad así, es lo que mi alma cansada quiere.

Suena bonito, ¿verdad? Te contaré un secreto.

Tu alma no se cansa. Quién se cansa es el Ego. Es la personalidad que tienes cuando todas sus creencias se derrumban con unos días de silencio y aislamiento. 

Tu alma decidió despertar aquí, en esta realidad. No en otra, porque de ser así, tal como lo deseas, no estarías aquí. Tan sencillo como eso. 

A lo mejor, algún día te darás cuenta que todo lo que deseas sale de tu Ego. Todos tus deseos: bonitos, feos, constructivos, destructivos. El deseo es un alimento fundamental para tu Ego.

Si quieres despertar en otro sitio, créalo con tus pensamientos, con tu forma de interpretar la realidad. Has una dieta de deseos. Así tu Ego se morirá de hambre.

Este planeta tal y como lo conoces es perfecto. Son sus habitantes, las personas, quienes lo hacen difícil de vivir y convivir y tu, te lo has creído.  

Entonces, ¿de quién depende de que vivas la experiencia que vives actualmente?  Solo de ti. De la forma como interpretas tu vida y la vida de los demás. 

Si se te concediera el despertar en otro universo paralelo, ¿por qué debería ser mejor que éste? ¿Por qué quieres dejar de sufrir? 

¿Has llegado a la conclusión de que esto no lo soluciona nadie? Entonces te incluyes. Te declaras incapaz de solucionar nada. Un sabio dijo una vez, que la conclusión es la pereza de seguir pensando.

Donde sea que despiertes: aquí, allá o en el más allá, será el sitio que necesitas para desarrollar tu consciencia y luego DESPERTAR.

Si ese otro universo que tanto deseas, llegaran personas que huyen constantemente de sus experiencias y además quieren que otros solucionen sus problemas, ¿crees que esa sociedad los aceptaría? ¿Podrías convivir ochenta años con una persona que culpa (te culpa) a los demás de su sufrimiento? Ese planeta o universo donde quieres despertar, no necesita más víctimas emocionales. Aquí, en esta realidad, están las necesarias.

Todo lo que desea tu Ego que tenga ese planeta ideal, es lo que te falta por trabajar internamente. Hasta entonces, ésta realidad, tu realidad, es la que te corresponde vivir. Aprende de ella encontrando la armonía y la paz interior. 

Toda persona que quiera entrar en la universidad deberá prepararse antes en el colegio y acabar el bachillerato.  El universo no regala nada. Los habitantes de este planeta estamos muy mal acostumbrados. Creemos que todo se nos debe dar por el simple derecho de existir. Aprende a ser correspondiente con otra realidad entrenando tu mente y tu corazón aquí y ahora. 

Tu alma está en el lugar perfecto y necesario para su evolución. 

Danza con Lobos

Un viejo indio estaba hablando con su nieto.

-Abuelo, me siento como si dos lobos estuviesen pelando en mi corazón. Uno de los dos, es un lobo enojado, violento y vengador. El otro está lleno de amor y compasión.

El nieto le preguntó:

-¿Abuelo, dime cuál de los dos lobos ganará la pelea?

Y el abuelo, sabiamente contestó:

-Aquel a quien tú alimentes

Fragmento del libro “El viaje del elefante”

Leer más

¿Ya eres maestro?

Es imposible acceder al conocimiento sin antes acercarte a lo desconocido. Nadie puede crecer interiormente aislado en un monasterio. Recluido en una caverna. Yendo a misa o a grupos de oración, donde solo hay personas que no piensan por si mismas, sino que obedecen una doctrina. Y mucho menos, rodeados de maestros de viajes espirituales.”

Leer más

¿Qué es el coaching Transpersonal?

Mucha gente me pregunta: ¿Qué significa la palabra transpersonal? ¿Qué tipo de terapia es la que nosotros ofrecemos desde la Fundación Budhi? Por eso me gustaría dedicar este artículo a explicar qué quiere decir coaching transpersonal, y me gustaría resumirlo en una sola frase.

Somos seres espirituales teniendo una experiencia humana

Leer más

¿Qué es la limosna espiritual?

¿Qué podemos entender como limosna espiritual? Una persona que pide limosna, es alguien que es dependiente de otro. Si yo le doy una limosna a alguien  es porque,  en principio, esa persona no puede valerse por si misma, ni tiene los recursos ni herramientas necesarias para poder solventar un problema.

En el momento en el que yo hablo de limosna espiritual, me refiero a todas las personas que hacen oraciones y piden algo a través de ella: hacen una meditación y piden algo a través de esta, hacen una invocación o evocación para pedir por la paz en el mundo, para pedir que me vaya bien un examen… Es el momento en el que entras en esta dinámica de pedir cosas para calmar tu ansiedad, para suplir esas necesidades que en principio piensas que tienes. Y es que muchas de estas necesidades son creadas por la sociedad, por la cultura, y no se te satisfacen. Te crean, posiblemente, una frustración.

Leer más

Llamada al despertar

Imagina que voy a tu casa y te pido dinero, porque quiero comprar un arma. Quiero matar a mi vecino, porque él tiene calefacción central y yo no. No es justo. ¿Cuál sería tu reacción? Esto es lo que está pasando en este momento cuando EUA, Francia, Rusia, entre otros, bombardean otros países.

No quiero que mi dinero en impuestos, financien guerras. Yo no quiero ser cómplice. Los musulmanes, que no son considerados terroristas, es decir, la mayoría, muchos de ellos han pedido perdón por los diferentes atentados acontecidos en Europa, para reivindicar su raza. ¿Cuántos franceses, rusos o norteamericanos has visto que hayan pedido perdón a los sirios por los bombardeos de estos últimos años?

Leer más