¿Por qué no se puede sembrar en el Amazonas?

Proyecto Beamazon

Como muchos sabréis, estamos desarrollando un proyecto en el Amazonas llamado Be Amazon. Y hoy me gustaría hablar sobre una problemática en la que se encuentran los habitantes de la zona para poder desarrollarse y subsistir.

El suelo amazónico tiene una propiedad muy compleja para la siembra de monocultivos, es decir, para la agricultura. Se podría pensar que por esta razón es altamente infértil y propenso a la degradación acelerada de su suelo, pero no es del todo cierto.

Al ser un área de selva virgen o bosques primarios, altamente lluvioso y con una capa muy fina de tierra negra, los árboles presentan sus raíces superficialmente, la presencia de miles de microorganismos que aceleran los procesos de biodegradación y descomposición para devolver los nutrientes a la tierra y el ph acido del subsuelo convierten el Amazonas en un lugar no óptimo para la agricultura.

Ese pensamiento es contrario a lo que creen los ganaderos de la zona del Brasil. Ellos afirman que una vaca necesita 1.000 metros cuadrados para poder ser explotada y luego convertirse en un producto cárnico de exportación. 

La extrema fragilidad de los ecosistemas amazónicos, una vez modificados, hace difícil la recuperación de sus selvas y lleva a una gran pérdida en la biodiversidad biológica. Además, el tráfico de flora y fauna silvestre, especialmente peces, boas, monos y aves como loros y guacamayos, ha mermado las poblaciones naturales de estas especies; muchas de ellas se encuentran en peligro de extinción.

La tierra negra o materia orgánica que tiene el suelo, esa capa en el Amazonas, a diferencia de otros suelos en Colombia y en el mundo, solo tiene de 3 a 5 centímetros. Por lo tanto, podemos corroborar que es muy delgada y, en  consecuencia, tiene pocos nutrientes para instaurar un sistema de explotación agrícola o el cultivo de algunas especies de árboles frutales y hortalizas.

Por debajo de esa tierra negra, tenemos una gran capa arcillosa.

¿Por qué no se puede sembrar en el Amazonas?

El suelo del Amazonas está compuesto por un 30% de arcilla, lo que facilita  que el terreno sea muy húmedo por sus sistema de filtrado natural del agua en el subsuelo. Debido a la gran humedad en el Amazonas, se forman los llamados lixibiados o lo que también podemos denominar lavados de suelo. Este fenómeno es el responsable de eliminar gran parte de esta tierra negra.  

Este problema de hacer que la agricultura sea sostenible en el Amazonas es difícil de entender para los campesinos, ganaderos y el mismo gobierno,  que busca sacar siempre mayor rentabilidad de  cualquier explotación sin importar, en muchos casos, las consecuencias irreversibles de la manera violenta de ejercer la ganadería en esa zona.

Te invito a que sigas investigando sobre esta problemática que a todos nos afecta directa o indirectamente. Existen varios documentales exponiendo diferentes visiones de esta situación.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.