Neurociencia en las empresas

Neurociencia en las empresas

Lo interesante del concepto de neuromarketing, es que no nos tenemos que centrar en el marketing propiamente dicho, sino que debemos retroceder y mirar todo el conocimiento que hay detrás del sistema de compra o venta. Pero si retrocedemos aún más, existen todos los procesos mentales, químicos y emocionales, son los encargados de gestionar todas estas acciones a través de los estímulos. Estos son generados por el marketing que inducen a la compra o a la toma de decisiones de forma casi involuntaria.

Actualmente, está sucediendo algo espectacular con el conocimiento sobre la neurociencia. Este conocimiento se está acercando a la sociedad general. Hasta ahora, esta información estaba restringida a una élite de científicos e investigadores. Sin embargo, a día de hoy, este colectivo está ayudando a que la sociedad en general sea capaz de comprender esta información. Esto provoca que la población entre a formar parte de esta élite. Es un hecho insólito, ya que no se había hecho hasta el momento. Dicha acción ha sido un caso de éxito en Alemania, y ahora se está propagando por el resto del mundo.

¿Pero y esto como se aplica en las empresas? Pues básicamente, en la actualidad, hay dos tipos de empresas. Las grandes multinacionales que están enfocadas en proyectos de cooperación con sus empleados, de forma que  los empleados cooperen entre si y hagan crecer la empresa. Por otro lado, tenemos la que obliga a los empleados a competir entre si.

A nivel neurocientífico, dichas empresas son dos entidades diferentes ya que son la suma de cerebros. Consecuentemente, la empresa que quiere la parte de cooperación para poder crecer tiene conexiones neuronales completamente diferentes a la empresa competidora. Entre ambas no habrá ningún tipo de comunicación posible ya que las actitudes, vocabularios, racionamientos serán completamente contradictorios entre si. Desde la neurociencia queremos cambiar estos paradigmas y demostrar que la competencia no es la mejor solución, sino que lo es la eficiencia.

La neurociencia aplicada a las empresas ayuda a entender todas las herramientas neurocientíficas y como se pueden aplicar correctamente en tu organización. De esta forma, te permitirá crear un proceso de cambio en tu empresa de forma sostenible, dirigida, más consciente y con una base científica.

Personalmente, para mi, la neurociencia me ha dado una respuesta científica a los procesos místicos y cambios internos que estaba experimentando. Da la mejor versión de ti mismo, busca un equilibrio personal. Gracias a los conocimientos de neurociencia que yo he ido adquiriendo, he aprendido a reconocer que conexiones están trabajando en cada momento. Y por lo tanto, puedo aprender de mi mismo, ya que soy consciente de lo qué me esta ocurriendo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.